Fieltros de Lana

El fieltro de lana tiene unas características peculiares que permiten responder a numerosas exigencias en el campo industrial, con usos que van del sector mecánico al siderúrgico, del textil al electrónico, del alimentario al químico.


El fieltro se usa para lubrificar y filtrar sólidos, líquidos y gases; para alisar, lustrar y pulir; para aislar, cerrar herméticamente y revestir. Puede hacerse adhesivo con pegamentos de diferentes características según su empleo. Se suministra en placas o rollos de diferentes dimensiones, gramajes y espesores. Pueden cortarse o acuñarse en cualquier tamaño.

Seleccione el material de su interés para disponer de más información.